Seis perfiles de mujeres
Comparte.

Ciudad de México, 06 Noviembre, 2019- La cerveza es cosa de mujeres, al menos eso es lo que dice la historia, sin embargo, se ha convertido cada vez más en territorio de hombres. Con la popularización de las cervezas artesanales en los últimos años y los movimientos por una mayor representación femenina en todas las áreas de la sociedad, las féminas han reanudado su relación con esta bebida, el consumo, la producción y la administración de empresas cerveceras en todo el mundo.

Y las brasileñas son un ejemplo de liderazgos y emprendimientos en este ámbito.

Amanda Reitenbach – Science of Beer Institute

Seis perfiles de mujeres

CEO de Science of Beer, una institución que ofrece cursos de cerveza en Brasil y América Latina, Amanda Reitenbach comenzó sus estudios de cerveza como graduada en Ingeniería de Alimentos y se convirtió en una referencia en análisis y gestión sensorial.

Doctorada en Versuchs- und Lehranstalt für Brauerei de Berlín, la investigadora dirige en Science of Beer un equipo directivo y operativo de mujeres. “Creo que somos una de las pocas, si no la única, empresas brasileñas en el sector femenino. Este es, en cierto modo, mi manifiesto para dar a las mujeres más oportunidades y voz en el mercado de la cerveza”.

Amanda es juez en concursos nacionales de elaboración de cerveza y también actúa en proyectos de consultoría e investigación. Para ella, emprender y ocupar espacios de liderazgo en el sector sigue siendo un desafío para las mujeres.

“Ser emprendedor y tener una compañía femenina en la industria de la cerveza siempre ha sido un desafío, y aún lo es, especialmente cuando las conexiones y los tratos diarios son con los hombres. Porque todavía hay mucho machismo y me doy cuenta de esto en algunos proyectos que ejecuto”, señala.

Para Amanda, es esencial que el mercado evolucione en términos de diversidad, “necesitamos entender que la capacidad técnica es algo que es independiente del género, la orientación sexual, las creencias religiosas, el color de la piel y todo. Cualquiera puede (y debe) trabajar con cerveza con libertad y abrir puertas para expresar su habilidad técnica donde sea que se encuentre”.

Bianca Buzin – Cervejaria Noi

Seis perfiles de mujeres

Bianca Buzin es la directora y gerente de Noi y administra junto con su hermana Barbara y su prima Beatrice la cervecería familiar ubicada en Niterói, Río de Janeiro. “Las tres trabajan juntas, generamos discusiones y debatimos ideas de manera muy efectiva. Nunca peleamos y las discusiones son buenas para la empresa. Lo interesante es el desafío como familia, por lo que siempre tratamos de mejorar, sacarnos de la zona de confort y nunca acomodarnos nunca”, dice la empresaria.

Nació como un restaurante de cerveza artesanal, Noi abrió su fábrica en 2011 y hoy produce 17 etiquetas, incluida una weiss llamada así por Bianca.

Bianca dice que llegó a comprender más el género cuando muchas personas comenzaron a preguntar sobre la experiencia de gestión de la cervecería, “el prejuicio por ser mujer y por ser hija del dueño del negocio existe, pero nuestra actitud es posicionarnos con firmeza, competencia y profesionalismo, como lo haría un hombre o una mujer. Creo que esto ocurrió y los resultados y los números del negocio dicen más que cualquier género.

Érica Barbosa – Marketing Cervejeiro

Seis perfiles de mujeres

Fue por la necesidad de trabajar en un bar para pagar el posgrado en Marketing Digital que Érica Barbosa se unió a la cerveza y al marketing, lo que posteriormente convirtió en su profesión.

Después de trabajar en Premium Brands y The Beer Planet, en 2016, creó Marketing Cervejeiro, un negocio que comenzó como una agencia de consultoría que ofrece el curso Beer Marketing. “Hoy somos una institución educativa que ofrece este y otros cursos centrados en la comunicación, la estrategia y la gestión del negocio de la cerveza”, explica.

Para ella, el marketing sigue siendo un área que las cervecerías deben explotar mejor, “por supuesto, producir excelentes cervezas es importante para ganar clientes y continuar la línea, porque si alguien crea expectativas sobre una cerveza y no le gusta, difícilmente le dará otra oportunidad a la cervecería. Pero igual de importante es saber cómo vender, porque sin dinero no hay forma de producir, y sin una audiencia, no hay nadie a quien vender “.

Según Érica, tener grandes nombres de mujeres en el mercado nacional contribuye en aumentar la presencia femenina en el sector. A pesar de las dificultades para ganar credibilidad, ella es optimista sobre el respeto de los profesionales dentro de la industria cervecera.

Fabiana Arreguy – Pão e Cerveja

Seis perfiles de mujeres

Periodista, sommelière y profesora, Fabiana Arreguy creó hace diez años Pão e Cerveja, la primera columna de radio en Brasil que hablaba de cerveza.

Fabiana dice que al principio era difícil ingresar al mercado como periodista, porque las menos de 100 cervecerías artesanales en Brasil no tenían mucha noción de qué era noticia, qué era públicamente relevante.

“Se necesitó mucho acercamiento para conocer a los productores, saber lo que estaban haciendo y poner todo en la agenda. Pero valió la pena. Abrí un camino que ha sido bien explorado por otros profesionales de la comunicación “, dice.

Fabiana mantiene desde 2012, con otros dos socios, la escuela Sommelier Academy of Beer, en Belo Horizonte. También ayudó a fundar en 2007 Confede, Confraria Feminina da Cerveja, uno de los primeros grupos brasileños en establecer una conexión entre las mujeres y el mercado de la cerveza.

La periodista reconoce que al hablar de cerveza todos los días en una estación de radio de gran alcance en la capital de Minas Gerais, contribuye al fortalecimiento de la participación femenina en el mercado, “esta participación femenina no puede volver atrás, porque hay mucha mujer competente que demuestra que entiende mucho. Por supuesto, los desafíos son enormes y todavía hay muchas dificultades impuestas”.

Gabriela Müller – LevTeck

Seis perfiles de mujeres

La levadura es el negocio de Gabriela Müller, investigadora y propietaria de Levteck Live Technology. Como cervecera casera, Gabriela encontró un espacio de negocios en el hobby, comenzó con la consultoría para luego pasar a la fabricación de levadura, “la parte más difícil fue convertirse en empresario y gerente de la empresa”

Además de participar y apoyar iniciativas de elaboración de cerveza para mujeres, LevTeck también se preocupa por apoyar la producción y los insumos nacionales. Explica que uno de los principales desafíos de su negocio, es convencer a los cerveceros de que existen excelentes productos nacionales en términos de elaboración de materias primas.

“Necesitamos superar la barrera que todavía tenemos con las multinacionales y aumentar el alcance de las empresas brasileñas dentro de las fábricas. También tenemos dificultades para encontrar tecnología de fábrica asequible. Levteck trabaja mucho con socios nacionales (obviamente), incluidos los fabricantes de equipos y tecnología, pero los valores siguen siendo bastante altos”, dice.

Luiza Tolosa – Cervejaria Dádiva
Seis perfiles de mujeres

Antes de emprender, la administradora Luiza Tolosa trabajó en un banco, una consultoría y una ONG. Terminó en la industria cervecera por su interés en productos artesanales y el gran potencial de mercado de la bebida.

La socia y dueña de Dádiva comenzó el proyecto de la cervecería con otros dos socios que se fueron antes de que la fábrica entrara en funcionamiento. A los 25 años en ese momento, uno de los mayores desafíos de Luiza era conocer el mercado, “no había trabajado antes en esto y no era una gran consumidora de cerveza artesanal, por lo que necesitaba conocer a las personas, los jugadores y todo lo que es parte de este escenario“.

Cinco años después, la cervecería ubicada en el interior de São Paulo tiene hoy más de 50% del equipo formado por mujeres, “esto es bastante representativo en un mercado conocido por ser de hombres. Buscamos la igualdad de género dentro de Dádiva y gradualmente pudimos contratar mujeres en áreas donde todavía no teníamos presencia femenina. Hoy estamos en todas partes”, dice Luiza.

Para la empresaria, el mercado de la cerveza ha evolucionado en términos de participación femenina, pero aún tiene mucho que mejorar. “Nuestros desafíos son los mismos que cualquier mujer en la sociedad en general. A menudo tenemos que demostrar primero que podemos hablar sobre un tema y luego poder hablar sobre él. Todavía no todos entienden y aceptan que una mujer puede saber tanto de cerveza como un hombre”.

*Contenido, traducción  e imágenes cortesía de Merlin Malacoski de Vocali Agency


Comparte.

comments